Bufonazo

martes, octubre 30, 2007

BUFÓN Nº 79: "Frases masculinas"

Siempre ha existido un doble mensaje en todas las frases que los hombres le dicen a las chicas, siempre. A mí no me vengan con qué los hombres son buenos tipos, no, no y no. Si se hacen los amorosos es sólo por una razón, eligieron esa táctica porque creen que de esa forma será más fácil llevarlas a la cama (bueno, hay excepciones... hay que dar mérito a ciertos héroes que han decidido quedarse con una mujer para el resto de su vida y que realmente son amorosos). Algunas no se dan cuenta y caen. Otras se dan cuenta y no caen. Otras se dan cuenta y lo aceptan porque es lo que buscan. Este es un juego de a dos y por lo general no hay culpables ni victimas. Yo que, oficialmente, estoy retirado de por vida, me transformaré -sólo por hoy-, en esos magos que muestras el truco para dejar en claro que no hay magia.

Las frases más comunes de los hombres y que incluso varias han salido de mi boquita son (entre paréntesis la verdadera intencionalidad masculina):

"No sos vos... soy yo..." (claro que sos vos la que te mandás las cagadas, pero digo que soy yo para que no te sientas mal. Además, ya me tenés podrido, así que te digo que yo ando raro y así terminamos y queda todo bien… y por último como quedó todo bien y cuando ande medio carenciado de sexo, te pego un telefonazo…).

"Yo no te quiero lo suficiente, mereces un tipo que te ame de verdad, como lo merece una mujer como vos" (esta es la mejor… por lejos… simplemente porque el tipo le hace creer que es mucha mujer para él. Entonces ella termina con él y se va pensando “y este qué se cree…que va a conseguir a otra mina como yo…” y el tipo se va pensando “por fin me deshice de esta tarada…pero mejor termino bien por si tengo que mendigar algún agujero como de favor…”).

"Si nos hubiéramos conocido en otro momento las cosas serían diferentes" (si, la cagué, te tuve que haber aprovechado más… pero aún estamos a tiempo de pegarnos un polvito más, si cambié, mentira no cambié nada, pero te digo esto por si acaso, nunca se sabe si la pillo volando bajo y acepta ir por ahí…).

"Tomémonos un tiempo" (Gorda me tenés aburrido… no, aburrido no, podrido me tenés…!!!! Dejá de romperme los huevos un tiempo… después te digo que te extraño, volvemos, un par de rounds más y ahí si lo acabamos para siempre. O acaso ustedes han visto que una pareje diga “tomémonos un tiempo” y vuelvan y se digan “eres la mujer de mi vida” y estén juntos hasta que la muerte lo separe… no, no, no….).

"Eres tan buena que yo no merezco una mujer como vos..." (Nooooooooo… esta es indigna… nadie puede decir esto, ¡Nadie! Porque ningún hombre va a reconocer que se siente inferior. Segundo, si lo dice es porque piensa que la mina es media tarada, porque anda con un gil que cree que no la merece… entonces que la deje… no confundir con “no sé cómo ando contigo, soy un tipo afortunado” ahí el nabo reconoce que el destino le hizo una buena jugada, pero en ningún momento habla de merecimiento o cosas así, sólo que no se explica ciertas cosas que tiene que ver con el amor y son netamente irracionales….).

Bueno ya sabe…si escucha una de esas frase… usted ya sabe a lo que va. No agradezca… ja! He dicho!

(ESCRITO HOY)

sábado, octubre 27, 2007

BUFÓN Nº 78: "No sé qué escribir..."

No sé qué escribir. Estoy bloqueado. Pensé en escribir en situaciones incómodas en la cama como por ejemplo la vez que se me perdió un condón y no lo encontraba y no lo encontraba y lo buscaba y lo buscaba y la chica al otro día me dijo que lo encontró dentro de ella… ¡nunca jamás usen condones “josy” (los venden en los moteles)! o la vez que estabamos solos en casa de ella (sus padres estaban trabajando y sólo estaba su abuelo) y gemía y gritaba y su abuelo (según ella sordo) daba vueltas por ahí. Todo muy incómodo y ella gritaba y yo le tapaba la boca con mis manos y me mordía... y gritaba. Pa' mí que el viejo se dio cuenta de todo, que mientras sus padres trabajaban, ella me disfrutaba… que egocéntrico…

No sé qué escribir. Estoy bloqueado. Pensé en escribir en que por primera vez fui a una entrevista de trabajo. Con mi Curriculum en el bolso. Llegué a la oficina y estaba llena de looser. Tipos de trajes , otros vestido con camisa a rallas y pantalón a rallas (atroz tu combinación, gallo!). Todos con cara de desesperado. Yo de jeans, remera, zapatillas , con cara de sueño y despeinado. Cuando fue mi turno yo no quería trabajar ahí, me quería ir, pero como nunca había ido a una de sas cosas seguí y me acordé de lo que me dice la “Negra”: “Bufón, se tú, pero no tan tú”.

- Cómo... no te entiendo

- Es que no seas tan tú...

- No entiendo...

Y sin entender entré a la oficina, el tipo miró mi curriculum y yo mudo. Lo primero que digo “Es la primera vez que tengo una entrevista de trabajo” (BIEN! Honesto, muy valorable) y agrego “así que me estoy desvirginando con usted” (MAL! Cómico, muy yo). El tipo se río y yo entendí un poco que era eso de no ser tan yo, pero quise ser yo. Personalidad avasallante, chistes, el tipo me miraba y se reía, seguro me encontraba un barza y yo muy suelto de cuerpo le preguntaba cosas, el tipo era muy tímido y yo haciéndole ver que era mucho jugador para ese equipo. No quiero trabajar ahí. Eso es seguro. Me preguntó cuánto quería ganar, le di la cifra y luego le pregunté cuánto habían pedido los demás “pareciera que se pusieron de acuerdo, todos piden lo mismo”. Lo miré riendo y dije “ahhh bueno, entonces si pedía menos seguro que me quedaba con el puesto…ajajajaj al que falta le voy a decir que pida menos para que se quede con el puesto”. Se rió. Me puse de pie y me dice “te vamos a llamar el jueves o el viernes”. Okey. Salí y el jueves me fui a Uruguay y apagué el celular. Grité 5 goles y me volví...

No sé qué escribir. Estoy bloqueado. Pensé en escribir nada y eso hice…

martes, octubre 09, 2007

BUFÓN N° 77: "Perdóname mi amor, fui infiel...."

Le fui infiel a mi novia. Sé que estoy completamente enamorado de ella, pero no fue mi culpa. No pude hacer absolutamente nada para evitarlo. La señora conciencia no me dejó tenerlo guardado así que decidí contarlo. Yo venía como todos los miércoles, cerca de las 10 de la noche, de short y camperita deportiva. No había nadie en casa. Entré al baño y comencé a sacarme la ropa para bañarme.

Después de hacer deporte yo sudo muy poco en las axilas (Qué palabra más fea...). Lo que más transpiro son los pies, por eso las calcetas y las zapatillas es lo último que me saco antes de pegarme el duchazo, porque no me gusta tener las manos con olor a pata, así de simple. Me saqué la camiseta, los short de la selección uruguaya y mis underwear blancos, ajustado como hot pantas, para tener controlado el muñeco por si hay alguna erección en lugares equivocados.

Me estaba sacando la zapatilla izquierda cuando sonó el teléfono. Era la llamada maldita, la llamada de la tentación. Como no había nadie en casa, fui a contestar desnudo, excepto por las medias y las zapatillas, pensaba que era mi novia que me dijo que me iba a llamar a esa hora. Contesto y no era ella… estoy diciendo que mi hermano no está cuando siento un laguetazo en mi pene flácido y veo a mi perro moviéndome la cola. ¡¡¡El oso intentó hacerme sexo oral…!!! bueno de alguna forma hizo una parte y yo que no podía cortar el fono y trataba de taparme mi súper aparato reproductor masculino, la verdad que no es gran cosa, pero como es mío y es el único que tengo, lo encuentro “súper”. Bueno, en realidad ya no es mío, es de mi novia, pero como esto es internet, me las doy un poco de rudo...

Corté el fono y me fui al baño pensando si sufría de zoofilia. Al menos no se me erectó, sino ya estaría en el siquiátrico. Al rato pensaba cómo le iba a decir a mi novia que le fui infiel con mi mascota. Al rato sonó el teléfono, era ella y el perro me miraba cómplice y desde ese momento yo lo miro con otros ojos…

El Ositoooooo