Bufonazo

lunes, marzo 27, 2006

BUFÓN N° 9 "Oh, Mamá ella me ha besado, Oh mamá"

Por lo general la mayoría de las personas que vivieron su niñez y juventud en los años 80 no muestran sus fotos de aquella época. Las razón es una sola, Vergüenza... si vergüenza a que los veamos con camisas amasadas, con pantalones abombachados, las chicas con chasquillas que parecían una verdadera catarata y los tipos con pelos en punta...

Bueno a mí no me da vergüenza, me dan risa y de vez en cuando recuerdo ese tiempo divertido. Cómo voy a negar que use unos mocasines verdes con planta y cordones blancos... ¡Si, blancos!... y que los pantalones los doblaba en la basta hacia fuera y que tenía una melena que parecía un vil hongo venenoso.

Hace pocos días recordé un momento sublime de mi niñez.

Estaba encerrado en mi cuarto cuando mi vieja me llama a la cocina... parto corriendo, obvio que debe ser algo relacionado con Uruguay, pero no. En el programa La Última Tentación de Chilevisión estaba el mismísimo y resucitado Pablo Ruíz.

En mi colegio siempre a fin de semestre venía un espectáculo a muy bajo costo para los alumnos, obviamente yo iba a todos esos show. Ese año vino un circo... Ordinarios como ellos solos, pero en fin había que ir, por algo se preocupaban los curas del Colegio De La Salle.

Los payasos nunca me gustaron, pero ese día los tipos disfrazados solicitaron que pasaran al escenario todos los alumnos llamados Luis, Cristian y Juan... sólo en mi curso había 4 juanes y 2 Cristian... pero el único que salió fui yo.

Al anunciar lo que teníamos que hacer la mitad de los concursantes -que estaban al frente de 500 personas-, salieron corriendo despavoridos. Yo junto a otros niños nos quedamos estoicamente. Nuestra misión era imitar a Pablo Ruíz... si a Pablo Ruíz, el mismo. Los tipos pusieron un cassette pirateado y con carátula fotocopiá, en esos años ni pensábamos en el CD, y a cantar se ha dicho...

Empezaron a salir de a uno los participantes “...Oh, Mamá ella me ha besado, Oh mamá estoy enamorado de ella...”, me tocó mi turno. Hice el mayor de mis esfuerzos, me la creía y quería ganar, quería ser el Pablito Ruíz de la escuela. Ni recuerdo que había de premio... yo quería ganar!.

Definieron por aplauso... y en el primer lugar quedé yo y otro tipo. Dimos un paso adelante, al más puro estilo Sábado Gigantes y definimos. Lamentablemente... perdí... y ya deben haber pasado fácilmente más de 15 años de ese día y todavía lo recuerdo. No gané... pero desde esa tarde hay gente que me saluda de esta singular y divertida manera “¡Hola Pablito Ruíz!”. El pasado no da pa’ penas ni vergüenzas... da para reírse de la forma en que llegamos a ser como somos hoy.

Como el bufón está serio les deja su Moraleja: “EL QUE NO COJE…DE DEJA”.

(ESCRITO EN ABRIL DE 2005)

BUFÓN N° 7 "Asumir o no asumir"

Año nuevo... un año más viejo nos ponemos todos. Algunos lo tienen más asumido que otros y el bufón de a poco comienza a asimilar su edad y mirar más seguido su cédula de identidad.

Después de hacer deportes se percataba que cada vez le costaba más recuperase de un día a otro. A la mañana siguiente todavía estaba todo adolorido...cosa que no sucedía antes. Más al ver por enésima vez la película italiana "Il Ultimo Bacio" quedó trastornado... ya que al final dice una frase como "Si quieres dejar de ser adolescente...dejarás de serlo".... y en eso está el bufón....quiere crecer...quiere asumir...atroz...

Sus escapadas nocturnas cada vez son más sobrias y menos frecuentes... al menos ya no son todos los días. No termina durmiéndose ni vomitando en las noches. También se le acabaron los excesos de todo tipo, pero no por una decisión propia, sino que ha sido un proceso lento que ya lo atrapó... como dicen los carteles del metro de Santiago: "Si cambiaste las salidas a bailar por salidas a comer... estás a un paso de tu jubilación".

Además, desde España que leen culturalibre.cl los comentarios son "estás como un veterano narrando sus batallas ganadas y perdidas... como queriendo decir que todo tiempo pasado fue mejor... estás viejo". También el bufón se sorprendió al comprarse una camisa y no una remera. Al menos no posee zapatos, sólo zapatillas un indicio de que algo queda... y los ataques a la vejez son por todos lados incluso en el diario. Compra sagradamente La Nacion Domingo y aparece una columna titulada "Viejo"... y trata de lo mismo...

Lo peor (o lo mejor...) fue la noche de año nuevo, cuando compartía con chicas guapas pero menores de 20 años...y la diferencia era abismante. Obviamente a una de ellas el bufón le tenía ganas...pero ya no le resultan sus antiguos artilugios y al parecer el hacer reir ya no sirve... así que emprendió rumbo, esa misma noche, a un carrete adulto-joven. Unos tragos conversados... nada de show, nada de escándalos...y a dormir temprano porque al otro día hay que trabajar....

"Il Ultimo Bacio"... la última escapada... la última locura... para emprender el rumbo al hombre trabajador. En enero el bufón lo trabajará a full, juntará unos 500 dólares y partirá con su cabeza pintada de celeste a Perú, Machu Pichu y desde ahí cruzara el continante para llegar al lindo Montevideo, tras previo paso por Bolivia, Paraguay y Argentina. Será la última vía de escape del bufón... una ruta que la caminará de la mano con Soledad... para reencontrarse consigo... en un bar de la Ciudad Vieja montivideana con una borrachera de novela y tarareando una murga "Amooooooooooooorrrrrrrr profundooooooooooooo". Será quizás la última... no sé si de su vida, pero la última del bufón adolescente...
(ESCRITO EN DICIEMBRE DE 2004)
P.E.: (pasó un año y bufón sigue igual...jajaja)

viernes, marzo 03, 2006

BUFÓN N° 6 " Ranking: los más y los menos triple X"

Fin de año, pocas de resúmenes y demases. De conclusiones y balances. Por lo cual el Bufón también hizo un ranking de los más y los menos....

LA MEJOR

Noche de Carnaval. Yo en vez de irme a casa preferí quedarme en un hotel. Total la plata que iba a gastar en el taxi era lo que me costaba pasar la noche en ese hotelucho que ahora está convertido en un lugar top de la ciudad.

La cosa es que eran como las 3.30 de la madrugada y yo llegaba cansado al hospedaje porque había estado tomando fotos desde las 9 de la noche entre medio de vedettes y tamboriles. Justo cuando entraba al hotel se bajó de un taxi una mujer de mi altura, piel blanca y pelo castaño. Le abrí la puerta y dijo "Gracias". Comenzamos a subir la escalera y comenta "Hace calor, eh?" y mi mente trabajó a mil por segundo pensando, "si no le digo nada me voy a dormir" o "si le digo algo, capaz....".

- Podriamos ir a tomar algo

- Si, estaría bueno... dejo la cartera en el cuarto y vamos...

- Ta...!

Nos fuimos a tomar unas birras.... y el clima en Montevideo es tan juguetón que de un momento a otro se desató una gran tormenta. Volvimos al hotel cerca de las cinco de la mañana, empapados. Nos despedimos. Mientas yo me sacaba la ropa mojada y ella entró a mi cuarto... yo a torso desnudo y entrerisas le dije que se sentara en la cama porque sabía lo que venía.....

Conversamos por 10 minutos y yo comenzaba a impacientarme

- Vamos a seguir conversando, o qué?

- O qué!!!!

Lo que siguió fue la mejor performance que he tenido.... ocupé todas entradas que se me ocurrieron , con el colchón en el suelo para no meter ruido y realizamos todas las posiciones que el kamasutra me había enseñado... y otras que ella 9 años mayor que yo me instruía. Se me acabaron los condones y ella apareció con un lote más de marca "Camaleón"....fue increíble paramos pasados a las 11 de la mañana... cuando nos avisaron del desayuno.... a mí dolía el instrumento hasta para orinar y me causaba risa que por mi ventana veía una bandera de Uruguay flamenando, lo que me daba más ánimo...jajaja. Ella me dio la gracias "estuviste bárbaro" y se fue de la habitación...

Me fui a mi casa y la intenté llamar para juntarnos a la noche siguiente...pero hasta el día de hoy no recuerdo su nombre

LA PEOR

Esta si la recuerdo con nombre y apellido. Ella es un cague de risa, más su comportamineto es digno de un hombre ya que me emborrachó para engrupirme en un cumple de un amigo. Siempre salíamos y me emborrachaba al más no poder. En una de las salidas se quedó en casa (según su mamá estaba en la casa de una amiga estudiando para un examen) y fuimos a parar a mi cama. Estaba ebrio pero no tanto... así que esa no es la excusa. Comencé a sacarle lentamente su ropa, le práctique sexo oral, pero al momento de... no le apuntaba... si eso... no le apuntaba, pateticamente cierto... yo buscaba excusas como que quería ser tierno no tan rudo..., pero mi mala puntería jugó en mi contra. Hay que dejar constancia que ella con su mano amiga no ayudo a encaminar el camino...

LA FREAK

Carrete en Punte Alto paradero chorrocientos mil... y yo saliendo con una niña que vive al frente de la Escuela Militar y la tenía que ir a dejar a su casa. Nos acompañó un amigo en su auto. Llegamos al apartamento y comenzó la despedida. Mis manos siempre traviesas comenzaron a desabrochar el pantalón... y ella jugaba con su mano dentro de mi ropa interior... estábamos en lo mejor a eso de las 6.30 de la mañana, el sol comenzaba a salir, y los bocinazos de mi amigo de fondo apuraban el tramite. Más aún cuando lo estaba haciendo en el hall del edificio y en cualquier momento comenzaban a salir los vecinos a trabajar....

LA DICTATORIAL

Entré a su cuarto y tenía de esas luces que uno maneja la intensidad, entonces la puso muy baja... casi a oscuras. Yo me cagaba de la risa, porque en cualquier momento llegarían sus padres, pero ya estaba metido en esto y debía seguir para mantener mi honor en alto... entre otras cosas...

Al final de la cama había un peluche gigante, el cual tenía una chapita....de Pinochet...puaj.....no lo podía creer, estaba con una pinochetista semi desnuda en su cama cuando veo.....ATROZ!!!!!!!!!!! en su closet un poster del dictador... De esas fotografías que son sacadas mirando el lente, por lo cual en la posición que me pusiera me estaba mirando a los ojos.... atroz! Pinochet me miraba y yo seguía dándole... lo que hace uno por un polvo....

LA QUE CASI FUE

Estábamos en el sofá... y yo me saqué la remera... me la saqué... no sé por qué... para hacer show, que sé yo. Ella acercaba su cara a mi pantalón y con su boca bajaba mi bragueta...yo estaba loco, más la música estaba espectacular. Puse sus piernas sobre mis hombros, miro al lado y veo a un tipo mirándonos entusiasmado, bajo a la niña lentamente y me percato que estoy en el segundo piso del bar Pagano....

LA MÁS CORTA

Llegué demasido excitado (no digo caliente porque de la otra manera suena más fino).... la metí en el cuarto y fui al baño a mirarme al espejo (que freak) cuando volví ella ya estaba desnuda, me saqué los pantalones, dos minutos y me fui...(plop!)

LA MÁS LARGA

La misma noche de "la más corta", como estaba tan hot mantuve la erección después de esos dos minutos, es lógico... y comencé a darle, a bombear (como dice Gabriel Benni) por más de una hora y yo no eyaculaba... ella feliz y me decía cosas tan lindas como que estaba para actor de película porno... film XXX tercermundista... pero algo es algo... jauajauajauaajaua

(ESCRITO EN DICIEMBRE DEL 2004)

BUFÓN N° 5 "Mejor no pensar"

Después del extenuante trabajo de bufón siempre vuelvo a casa en Metro. Hoy el Rey y su corte estaban más malhumorados que de costumbre, me costó mucho sacarle una sonrisa. Con lo único que logré hacerlos reir fue cuando comencé a narrales mis desgracias... una mala racha en el amor, en el juego y con el dinero. No sé por qué la gente disfruta tanto con las calamidades ajenas...

El metro venía lleno. Yo sólo pensaba en que no voy a ver más a la morena bañada en chocolate. Sólo me juntaré con ella para despedirme, capaz le pida un bonus track o quizás nada...le dire " que te vaya bien...". Estaba en eso cuando cruzo la mirada con una mujer más alta que yo. Rubia oxigeneda. Flaca. Labios pintados muy rojos. Jeans ajustados. Zapatillas de lona. Ella estaba acompañada de dos mujeres más. Una gorda y vieja que me dio la impresión que era su madre. La otra era muy joven, de unos quince años, de mi altura. Delgada y curvilínea. Polerita transparente de pantys negra y abajo un sostén de encaje rojo, muy provocador. Pantalón gris y de cinturón una cadena de perro y justo al medio del culo le caían dos candados ODIS.

Seguí recordando mi día de trabajo, tal Garrik con su máscara de alegría, y me fijo nuevante en la rubia que ya no me parecía tal. Mire sus pechos y definitivabente era una mujer. Miré su cola y terminantemente era una ninfa. Miré sus brazos y categóricamente era una dama. Observe sus manos y... eran bastantes gruesas y sus dedos no eran tan frágiles. Miré su espalda y... era bastante ancha. Miré detenidamente su cara y ya no sabía si era un buen travesti o una mujer. Me acerqué un poco, morbosamente a ella, para escuchar su voz... para saber si era hombre o mujer. Pero ella ... o él seguía inmutable mirando hacía fuera por la línea 5 dirección La Florida y cada vez que sus acompañantes le hablaban algo, constestaba con un movimiento de cabeza.

Entre tanto, mi mente que a esa hora trabaja muy lento, pero de igual manera se le ocurren idioteces comenzó a cuestionar mi accionar y me dio entre miedo y risa. Si no era capaz de reconocer a un travesti a las 9 de la noche. Sin copetes. Con mucha luz y sin ruido... que me habrá deparado la noche en el puerto de Valparaíso.... cuántas veces con un alto índice de alcohol en la sangre y con un estado etílico deplorable me habré besuqueado con la primera mina que me miró... entonces... si no eran minas... mejor ni pensar en ciertas cosas...

Me bajé del carro, me tomé el colectivo a casa, me saqué mi gorrito de bufón y me senté en la compu...
(ESCRITO EN NOVIEMBRE DEL 2004)